¿Qué Tan Segura es su Cuenta de Valores en Estados Unidos?

Frecuentemente Inversionistas de América Central y Sudamérica abren cuentas de valores en los Estados Unidos debido a la inestabilidad económica y política de sus países de origen.
Si usted está considerando invertir en Estados Unidos, debe saber el riesgo significativo que quizá pueda enfrentar en caso de ser víctima de la conducta incorrecta de los corredores de bolsa.
Es importante que usted entienda el papel que juega el agente o corredor de bolsa y las diferentes conductas que ellos realizan.

Obligaciones de Los Agentes o Corredores de Bolsa

Los corredores de bolsa tienen ciertas obligaciones con sus clientes, obligaciones que incluyen:

  • Recomendar únicamente inversiones convenientes;
  • Actuar en el mejor interés del cliente y poner los interés del cliente antes de los propios;
  • Informar al cliente de todos los hechos materiales relacionados con la inversión recomendada, incluyendo los riesgos;
  • No mentir respecto a la inversión; y
  • Realizar transacciones de negocios únicamente después de haber obtenido autorización previa.

Si el corredor de bolsa omite realizar estas obligaciones, las consecuencias financieras pueden ser devastadoras. Muchos corredores de bolsa son honestos, capacitados y asesores financieros profesionales en los que usted puede confiar. Sin embargo, algunos corredores de bolsa no actúan correctamente.

La conducta incorrecta incluye actos tales como recomendaciones inadecuadas respecto a la inversión, comercio excesivo, representación inadecuada, omisión de la divulgación de posibles riesgos de la inversión, y transacciones no autorizadas.

Tipos de Conducta Incorrecta de los Corredores de Bolsa

Un corredor de bolsa debe de conocer muy bien el “perfil del inversionista” su cliente, antes de hacer cualquier tipo de recomendación. Las recomendaciones únicamente deben de hacerse si son constantes con el perfil del inversionista. El perfil del cliente incluye la edad del cliente, el salario anual, los impuestos que el cliente paga, la experiencia que tiene haciendo inversiones, la tolerancia en los riesgos, y los objetivos de la inversión.

Un ejemplo de una recomendación de inversión incorrecta es que se recomiende a un inversionista conservador y de edad avanzada realizar una inversión riesgosa, en lugar de una inversión más conservadora que pague intereses, al punto que el inversionista no pueda mantener su estilo de vida.

Comercio Excesivo de Acciones o Valores

Transacciones excesivas. Una mala señal de que se están realizando transacciones excesivas es cuando un agente o corredor de bolsa compra y vende acciones repetidamente en un corto período de tiempo, sin pensar en los mejores intereses del cliente.

Puesto que el agente genera comisiones por cada transacción, él o ella está realizando actividades incorrectas que hacen muy difícil para el cliente conseguir un beneficio.

Mala Representación y Omisión

Los agentes o corredores de valores están obligados a divulgar (y a no omitir) todos los aspectos relacionados con las inversiones recomendadas. Un aspecto importante es aquel que el inversionista consideraría importante antes de tomar una decisión de inversión. La mala representación y la omisión, con frecuencia están relacionadas con la falta de divulgación o completa omisión de la divulgación de los riesgos relacionados con la inversión.

Comercio Desautorizado

Un agente o corredor de bolsa siempre debe de obtener la aprobación previa del cliente inversionista antes de realizar cualquier tipo de transacción. Incluso con la aprobación previa y la autorización discrecional por escrito, el agento o corredor debe de invertir los activos respetando y siguiendo el perfil del cliente inversionista.

Los inversionistas pueden presentar una demanda para recuperar pérdidas resultado de transacciones desautorizadas.

Puntos Importantes Para Proteger su Dinero

Los inversionistas de Centroamérica y Sudamérica deben de tomar las medidas necesarias para evitar ser una víctima más de actividades fraudulentas o incorrectas de los agentes o corredores de bolsa:

  • Monitoree su cuenta de valores: Revise su recibo do declaración de cuenta mensual o revise su estado de cuenta en el internet. No se confié de estados de cuenta que no son oficiales o que son proveídos por su agente o corredor. Especialmente no confíe en la declaración de su agente o corredor de bolsa que le dice que ” todo está bien”.
  • Comercio desautorizado: Inmediatamente hable con su agente o corredor de bolsa respecto a las transacciones desautorizadas realizadas en su cuenta o con el supervisor o jefe de su corredor. Reclame que las transacciones desautorizadas sean revertidas.
  • Asignaciones impropias del activo y concentración excesiva: Compare sus estados de cuenta (acciones, valores, y bonos) con los objetivos de las inversiones. Sus objetivos quizás no se alinean con el lugar en el que sus inversiones se encuentran.
  • Transacciones excesivas o comercio excesivo: Si usted paga comisión, tenga cuidado y esté alerta en el caso de que su agente o corredor de bolsa venda sus acciones o valores a los pocos días o semanas de su compra.
  • Cartas de “Felicidad”: Las firmas de corretaje conducen auditorías internas que resultan en el descubrimiento de transacciones cuestionables. La firma quizás mande una carta de “felicidad” estableciendo la posibilidad de inversión inconsistente o actividad incorrecta, pidiéndole que llame, si tiene cualquier pregunta. Reconozca esta carta por lo que es – una señal de alerta de que quizá hubo alguna conducta incorrecta de parte de su agente o corredor de bolsa — y comience a investigar.

Si usted sospecha que su agente o corredor de bolsa actuó fraudulentamente, contacte a un abogado con experiencia en arbitraje y en la Ley del Mercado de Valores. Generalmente las Consultas iniciales con un abogado son gratuitas y le ayudarán a determinar si tiene una demanda válida para recuperar las pérdidas de su inversión.